Corbatas estampadas

Mostrando el único resultado

Las corbatas estampadas nos permiten conseguir un aire de elegancia que nos convertirán en el centro de todas las miradas en cualquier evento. Pero no te vamos a engañar: saber combinarlas con camisas estampadas puede ser toda una odisea. Nos introduciremos en un mundo en el que habrá que llevar cuidado con los juegos de texturas y con las tonalidades, pudiéndonos traicionar en cualquier momento.

Con todas las propuestas en corbatas estampadas que te proponemos, además de con nuestros consejos, no vas a tener ningún problema para decidirte.

Tipos de estampados en una corbata

Es complicado saber cuántos tipos de estampados pueden existir. Cada día aparecen nuevos diseños de corbatas que romperían con cualquier regla que hubiéramos establecido.

Tenemos las corbatas a cuadros pequeños o grandes, con líneas delgadas o gruesas, con formas de diferentes colores, con diferentes combinaciones de formas.

Vamos a analizar algunas normas sobre cómo combinar corbatas estampadas que te servirá cómo biblia a la hora de dar forma a tu vestuario.

¿Cómo combinar una corbata estampada?

  • Combinación de texturas: Para que el resultado de combinación de texturas funcione, estas deben ser lo más diferentes posible. Por ejemplo, si elegimos una camisa que tiene cuadros grandes, nuestra recomendación es que te decantes por una corbata con cuadros pequeños. Si la camiseta es de rayas anchas, entonces elegiremos una corbata de rayas finas.

Es decir, la primera norma para combinar corbatas estampadas es seguir el mismo estilo con la corbata y con la camiseta con la que combina, pero añadiendo una variación de tamaño.

  • Innova: No se lleva la sencillez, y menos si lo que queremos hacer es distinguirnos por encima de los demás. No hay que ser muy obvio: si nuestra selección ha sido una camisa de cuadros blancos y azules, lo más normal sería pensar en elegir una corbata con esta misma combinación de colores, aunque cambiando el tamaño. Pero si realmente quieres innovar, esto lo debes evitar.

Sabemos que es arriesgado, pero mezclar colores puede funcionar. Podemos decantarnos por una combinación de colores que, aunque parezca que no tienen nada que ver, consigan un interesante contraste cuando estén juntos.

Pero si todo esto te parece complicado, siempre puedes decantarte por el truco de elegir una corbata lisa de color azul o de color gris, ya que estas dos tonalidades nunca fallan.

  • ¿Combinación rayas con cuadros? Una pregunta muy interesante. Lo más normal es que esta combinación no quede bien con nuestro estilo… pero siendo hombres modernos a los que nos gusta el riesgo, es posible que encontremos una forma diferente de hacer las cosas. Para que esta combinación de corbatas estampadas pueda legar a funcionar, habrá que tener mucho ojo. Prueba con diferentes tamaños y colores, y sobre todo se humilde: si el estilo no queda bien, no insistas, prueba con otra cosa.
  • El nudo sin complicaciones: Si ya es complicado combinar corbatas estampadas, no te compliques demasiado con el nudo. Olvídate de los dobles o del famoso nudo Windsor. Apuesta por lo básico y no tendrás problemas.

Con estos tips estás listo para combinar tus corbatas estampadas.

Las corbatas estampadas nos permiten conseguir un aire de elegancia que nos convertirán en el centro de todas las miradas en cualquier evento. Pero no te vamos a engañar: saber combinarlas con camisas estampadas puede ser toda una odisea. Nos introduciremos en un mundo en el que habrá que llevar cuidado con los juegos de texturas y con las tonalidades, pudiéndonos traicionar en cualquier momento.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *